Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for 23 febrero 2009

mip09_ideal

Anuncios

Read Full Post »

R.solanacearum (Smith) Yabuchi y col 1995. fue descrita en 1896 por Smith E. F, como Bacillus solanacearum y desde entonces a tenido diferentes sinónimos como Pseudomonas solanacearum (Smith 1896) Smith 1914, Burkholderia solanacearum por Yavuuchi y col .1993.

Inicialmente fue descrita causando daño en tomate pepino y patata (1), y en la actualidad se conoce que afecta a mas de 200 especies de plantas que están representadas en 50 familias muy diversas, entre dicotiledóneas y monocotiledóneas, anuales , árboles y arbustos (2, 3, 4).

Es una Beta proteobacteria de la familia de las Burkholderiaceae (5), estrechamente relacionada con Pseudomonas syzigii y la enfermedad del sangrado bacteriano (Blood disease bacterium).

Esta particular bacteria tiene una singular biología y rango de huéspedes, por su compleja variación en grupos, razas, biovares, biotipos, sub-razas y cepas. Estas diferentes clasificaciones han causado confusiones en la literatura desde el punto taxonómico hasta el de la detección por síntomas (5).

Se han descrito tres razas según su huésped, la Rasa 1 en solanaceas y bananos diploides , a una Temperatura optima (TO) de 35-37ºC. La raza 2 se ha reportado en Heliconias y banana triploide con una TO similar a la raza 2. Otra raza es la 3 en patata, ocasionalmente tomate y en pocas hiervas como solanacearum dulcamara, S. nigrum, S. cinereum (en Australia) Buddenhgen y col . (1962). Se ha descrito otra razas afectando solamente a Jengibre (Hedychium spp.) y una especie de morera (Morus alba) (6). También se han descrito biovares según la capacidad de producir acido de varios disacáridos y alcoholes de azúcar. La cepa aisladas de la morera es biovar 5 estos biotipos no tienen correlación con las razas son el biovar 2 con la raza 3 (Hayward, 1964). Las razas y los biovares están clasificados en dos principales grupos según el análisis de sus perfiles de restricción RFLP (Cook & Sequeira, 1988; 1994) Un gran grupo en Asia las cepas de la raza 1 (biovars 3,4,5), y otro en America las cepas de la raza 1 (biovar 1), raza 2 (biovar 1) y la raza 3 (biovar 2) se encuentra principalmente en Sur America pero también se ha reportado en varias partes del mundo incluso en Estados Unidos de America donde se tiene en el listado de Protección del bioterrorismo a la Agricultura. Se piensa que estas dos grupos vienen de un ancestro común que es de Asia y se distribuyo a Sur America y Centro America. Estas conclusiones son fuertemente soportadas por estudios en 1993 de secuenciación de 16s rDNA (Li y col., 1993). Actualmente se conoces que esta distribuida en casi todo el mundo, Se a descrito su distribución en Europa, America (Norte, Centro y Sur), Oceanía , Asia y África (4).

Manuel Guillermo

resumen-ralstonia-solanacearum


Read Full Post »

figura

De las más de 450 especies de Streptomyces descritas, sólo unas pocas son patogénicas. La enfermedad más común que causan es la sarna de la patata, dentro de la cual se diferencian la sarna común y la sarna netted.

Entre las especies que causan la sarna común se encuentran S.scabiei, S.turgidiscabies y S.europaeiscabiei. A pesar de las diferencias morfológicas y genéticas, el parecido en los síntomas y huéspedes sugieren el mismo mecanismo de patogénesis. Dicha patogénesis depende de una serie de genes que codifican para taxtomina (txtA, txtB, txtC y nos), tomatinasa (tomA) y el gen de la proteína necrótica (nec1), todos ellos organizados en un cluster.

El mecanismo de patogénesis de S.reticuliscabiei, que causa sarna netted, es diferente al descrito para la sarna común, al no precisar taxtomina, ni contenter en su genoma el gen nec1.

En este artículo se hicieron diferentes análisis para comparar S.turgidiscabies y S.reticuliscabiei:

1. del análisis fenotípico se obtuvo que estas dos especies comparten casi todas las características importantes para la caracterización de una especie de Streptomyces. (ver figura)

2. El parecido del DNA es del 75-88% entre estas dos especies, mientras que S.turgidiscabies comparte alrededor del 20% con otras especies causantes de la sarna común.

3. El parecido en el 16S rRNA de S.turgidiscabies y S.reticuliscabiei es del 99-99,5%, mientras que con otras especies patogénicas dicha similitud es bastante baja.

4. el gen nec1 está presente en todas las especies que producen sarna común, incluyendo S.turgidiscabies, mientras que no lo está en S.reticuliscabiei.

5. Del test de patogénesis se concluye que S.turgidiscabies produce sarna común indistinguible a la de otras especies y S.reticuliscabiei produce sarna netted.

De acuerdo con los análisis fenotípicos, hibridación DNA-DNA y la secuencia de 16S rRNA, S.turgidiscabies y S.reticuliscabiei forman un grupo homogéneo y deberían ser la misma especie. Sin embargo, los datos muestran que producen enfermedades diferentes. Además, aunque no es suficiente para hacer conclusiones de determinante patogénico, nec1 está ausente en S.reticuliscabiei, y presente en todas las especies causantes de sarna común, donde la región nec1 y su región 5’ de un pseudogen de una transposasa (ORF tnp) están muy conservadas.

Esta situación también se da con Bacillus anthracis, B.cereus y B.thurigiensis, que, según criterios taxonómicos son la misma especie, pero que han mantenido cada una su nombre dado a las diferentes enfermedades que producen

Pilar Lasierra

phyto2003934

Read Full Post »

Xylella fastidiosa corresponde a un grupo de bacterias Gram negativo, no flageladas, limitadas al xilema donde interceptan los nutrientes que requieren, se caracterizan por ser transmitidas mediante insectos vectores de la familia Cicadellinae a los cuales se unen por medio de adhesinas, aunque poco se sabe de las interacciones moleculares responsables de la interacción patógeno-vector.

Fue descrita por primera vez en 1973 asociada a la “enfermedad de Pierce’s” en vid, y se sabe que infecta una gran rango de huéspedes de diferentes grupos taxonómicos generando síntomas generalmente similares. Inoculaciones cruzadas con diferentes subespecies generalmente producen la enfermedad, sugiriendo la carencia de patovares dentro de las subespecies.

Aunque inoculaciones con cepas de X. fastidiosa Múltiplex (distintas subespecies) en diferentes huéspedes no siempre resultan en la enfermedad lo que lleva a sugerir patovares con restricciones de rango de hospedero.

En el año 2006 fue reportada como responsable de la enfermedad de la hoja quemada del morero (MLS) detectado por primera vez en morero blanco (Morus alba) en el sur de California. Cuatro cepas MLS fueron aisladas y confirmadas como X. fastidiosa mediante ELISA.

Los aislados de la cepa MLS fueron caracterizados por análisis DNAr 16S-23S de las secuencias de los espacios intergenicos (ISR) y RAPD-PCR, las secuencias de las cepas MLS de X. fastidiosa (MLS 063 principalmente) mostraron ser muy similares a cepas MLS previamente descritas (Morero-VA), aproximadamente un 100% de acuerdo al análisis de ISR, RAPD y la especificidad de huésped y de un 99,4% entre las cepas MLS aisladas. Sobre la base del. El análisis de la relación genética de las cepas MLS con otras cepas de X. fastidiosa ha demostrado que las cepas MLS están estrechamente relacionados con las que causan la enfermedad de Pierce’s en vid.

Por medio de análisis de patogenecidad inoculando huéspedes ya conocidos (vid y laurel de flor) con MLS 063, se observo una ausencia del desarrollo de la patología o la recuperación del agente patógeno después de 3, 6, 9, o 12 meses, lo que demuestra que esta cepa no posee infección cruzada de huéspedes. El papel de la cepa MLS como causante de patologías en otras plantas ornamentales o los cultivos de importancia económica no es del todo claro, ya que se siguen descubriendo nuevas enfermedades asociadas a X. fastidiosa

Aunque la cepa MLS sólo fue aislada de morero blanco, la susceptibilidad de morero negro (M. nigra L.), híbridos entre especies, o variedades de las diferentes especies no se conoce, es probable que afecte a las otras especias de morero

David Durán

Read Full Post »

Introducción:

Huanglobing (HLB) conocida como “ex Greening” (Fig. 1), es una seria enfermedad encontrada en Cítricos Afecta a todas las variedades cítricas, origen en Asia y África. Se transmite por injerto (yemas contaminadas) y/o por 2 insectos vectores (psílidos) conocidos como chicharritas (Diaphorina citri y Trioza erytreae).

Esta bacteria pertenece a las alfaproteobacteria del género “Candidatus Liberibacter”; hasta ahora se conocían 3 especies que generaban esta enfermedad, siendo, “Candidatus Liberibacter asiaticus”, “Candidatus Liberibacter africanus”, “Candidatus Liberibacter americus”.

El vector Bactericera cockerelli (Sulc.), Pulgón saltador (Fig. 2), insecto polífago, reproducción en muchos hospederos, se alimenta desde el floema de su huésped. Se sabía que era una de las plagas más importantes del tomate, chile, papa y tomatillo, por los daños directos que ocasiona al inyectar toxinas producidas por los Psílidos que causan debilitamiento y amarillamiento en el hospedero y por la transmisión de fitoplasmas como la punta morada en papa y el permanente del tomate (Fig. 3). En este momento se considera que causa más problemas que la mosquita blanca y los geminivirus.

Objetivo: Caracterizar y poder describir el agente causal del amarillamiento por Psílidos, “Candidatus Liberibacte psyllaurousr” en Solanáceas, Tomate y Papa.

Resultados:

Análisis Filogenético: Se realizo por medio del uso de BLAST, concluyendo que todas las secuencias tienen un 90% o más de similitud.

Caracterización de la bacteria HLB: basado en el análisis de neighbor-joining se concluyó que la nueva bacteria pertenece al género “Candidatus Liberibacter”. La secuencia de 16SRNA tiene un 97% de similitud de secuencias con “Candidatus Liberibacter asiaticus” desde Brasil. En total existen 26 bp diferentes entre secuencias y 5 eventos de inserción/deleción. Basándose en la caracterización genética y ecológica ellos tentativamente designaron a esta bacteria como “Candidatus Liberibacter psyllauraus”.

Colonias de insectos y Prueba de transmisión: Se seleccionaron 100 adultos y ninfas de B. cockerelli colectados desde Tomate y Papa. Estos fueron mantenidos en las plantas a 25°C (± 1°C) con fotoperiodo de 14/10 (luz/oscuridad). Los psílidos son criados en jaulas separadas en cada 2 huéspedes. Los huevos, ninfas y adultos fueron testeados por PCR; donde se observo que los niveles de “Candidatus Liberibacter psyllaurous” son significativamente diferentes en cada huésped. En papas los niveles de Psílidos en el primer estadio (ninfas 1° instar= 11) y en adultos son iguales (10). Mientras que en Tomate la frecuencia de infección de Psílidos fue inicialmente baja (ninfas 1° instar= 5) pero se observa un incremento sustancial desde el 2° estadio (ninfas 2° instar = 11) que se mantiene hasta adultos.

También se puede concluir por comparación de PCR de huevos y experimentos de transferencia de huevos de los Psílidos que “Candidatus Liberibacter psyllaurous” se transmite verticalmente pero en diferentes niveles dependiendo del hospedero donde ha crecido el psílido. La transmisión horizontal por la alimentación del hospedero, incrementa con la etapa de vida del Psílido, principalmente en Tomate.

Seleccionaron Psílidos “Candidatus Liberibacter psyllaurous” desde los 2 hospederos y las inocularon en plantas sanas; observando que en Tomate luego de 3 – 4 semanas postinoculación no se observa amarillamiento, luego de 2,5 meses las hojas están amarillas, reducidas y con pérdida de crecimiento. Mientras que en Papa a la semana postinoculación se observa amarillamiento de hojas y al cabo de 1 mes se mueren. Las plantas control sin inoculación permanecieron sanas. Al realizar injertos de tejido sano sobre tejido enfermo se observa amarillamiento del explanto por tanto deducen que al menos en Papas no se requiere vector.

Finalmente concluyen que “Candidatus Liberibacter psyllaurous” es agente causal de la enfermedad de HLB.

Viviana Escudero

Read Full Post »

El objetivo es estudiar la diversidad de las poblaciones de Pseudomonas aisladas de la rizosfera de tres plantas diferentes, mijo, algodón y arroz, que se cultivan en suelos salinos a lo largo de la costa del sur de la India.

Las poblaciones de Pseudomonas se analizaron por sus características bioquímicas y por la diversidad genética utilizando herramientas moleculares RAPD y PCR-RFLP. La caracterización bioquímica, la resistencia a los antibióticos y el RAPD pusieron de manifiesto que se trata de una gran población homogénea. Incluso en los estudios de la PCR-RFLP, sólo se identificaron dos grupos de cepas. Un grupo estaba presente en las tres rizosferas, mientras que el otro grupo menor, resultó ser sólo sensible a la sal presente en la rizosfera del arroz. Se observó que el aumento de la salinidad provocaba la selección de especies tolerantes a la sal, en particular, Ps. pseudoalcaligenes y Ps. Alcaligenes, independientemente de la rizosfera del huésped que fuera.

En este estudio se ha restablecido la importancia de la tierra
más que de la planta con respecto a las poblaciones bacterianas de la rizosfera.

También ha dado como resultado el aislamiento de varias cepas de Pseudomonas tolerantes a la sal, que están siendo examinadas para su uso como control biológico por su actividad frente a patógenos de plantas comunes de los agro-ecosistemas costeros.

Las poblaciones de bacterias en el suelo no se distribuyen al
azar. Factores como la composición de los suelos, materia orgánica,
el pH, el agua y la disponibilidad de oxígeno, junto con la planta huésped,
desempeñan un papel importante en la selección de la flora natural (Ross
et al. 2000). El suelo gana importancia, especialmente en los suelos agrícolas, donde la salinidad aumenta como resultado de las prácticas de riego y la aplicación de fertilizantes químicos. Este efecto es siempre más pronunciado en la rizosfera, como resultado de aumento de la absorción de agua por las plantas debido a la transpiración. Por lo tanto, las rizobacteria la forman un grupo de microorganismos de los mejores adaptados (Tripathi et al. 1998). Las rizobacterias a menudo desempeñan funciones cruciales en el incremento de la productividad de los cultivos en las plantas que colonizan debido a su estrecha proximidad con las raíces que habitan. Son conocidas una gran variedad de funciones que van desde inducir el crecimiento de las plantas a la promoción del reciclaje de nutrientes del suelo. Durante más de una década, rizobacterias han sido investigadas como posibles reemplazos para los abonos debido al grave deterioro que provoca la industria química en la salud física y biológica de las tierras cultivadas (Swaminathan y Jana 1997; Paroda y Dadarwal 1997). La búsqueda de alternativas al control químico de patógenos de plantas ha cobrado impulso en los últimos años debido a la aparición de patógenos resistentes a fungicidas y la preocupación por la salud para el productor y el consumidor (Ross et al. 2000).

El género Pseudomonas, en particular, tiene enorme importancia debido a su amplia distribución en el suelo, su capacidad de colonizar la rizosfera de plantas huésped y de su capacidad para producir un gran número de compuestos antagonistas graves a diversos patógenos de plantas (Maurhofer et al. 1991; Thomashow et al. 1997). Sin embargo, su eficiencia en ambientes contaminados es a menudo limitada debido a las tensiones abióticas tales como alta temperatura, el pH y la salinidad (Miller y Woods 1996). El principal objetivo es aislar organismos indígenas que puedan ser utilizados en el mismo nicho ecológico. Esto es importante, ya que una cepa efectiva aislada de una región puede no serlo en otros suelos y/o condiciones climáticas (Capper y Higgins 1993).

Por lo tanto, es esencial comprender la estructura de la comunidad bacteriana y la diversidad en relación con factores del medio ambiente y las funciones en los ecosistemas (Torsvik et al. 1996).

Se recogieron muestras de rizósfera de tres cultivos diferentes, mijo perla (Pennisetum typhoides), algodón (Gossypium hirsutum) y arroz (Oryza
sativa). Los tres cultivos fueron cultivadas en el mismo sitio a lo largo de la
la costa de Tamil Nadu de la India. El sitio de estudio se encuentra
a 1035 Km. de la costa y posee un suelo de arena arcillosa. La elevación de las tres parcelas, las condiciones meteorológicas, el tamaño de cada parcela (aproximadamente 1000 m2), las prácticas de riego y los valores de pH fueron similares. Sin embargo, difirieron los niveles de salinidad y el cultivo.
Los microbios más prometedores descubiertos hasta ahora son el Bacillus spp. y la Pseudomonas spp.

Sin embargo, hay inconveniente en la utilización de algunas de sus cepas como agente de biocontrol ya que de ninguna de ellas se sabe que sea tolerante a la sal, que es un atributo esencial para su supervivencia en los agro-ecosistemas costeros. Por lo tanto, los resultados de este estudio son importantes en el contexto del desarrollo de agentes de biocontrol tolerantes a la sal contra algunos agentes patógenos de los vegetales que están actualmente en estudio

Gema Vázquez García

Read Full Post »

El presente trabajo, pretende describir el patógeno causante de la enfermedad vulgarmente conocida como peste del puerro. Los síntomas causados por el patógeno se manifiestan en tejidos jóvenes de plantas de puerro, que se encuentran en crecimiento activo. Debido a la anatomía de las monocotiledonas, las manchas foliares se extienden a modo de rayas de manera longitudinal, las hojas sufren ciertas deformaciones, las lesiones inicialmente amarillas, se van volviendo anaranjadas conforme pasa el tiempo. En los tallos florales, también se observan lesiones que se van extendiendo conforme va avanzando la enfermedad.

Hasta la realización del presente trabajo (1998), el patógeno que había sido identificado como causante de la enfermedad, fue primeramente Pseudomonas sp. y posteriormente, P.syringae.

Los investigadores, mediante el estudio del patógeno causante de la enfermedad, han pretendido determinar si la peste del puerro, es debida a una cepa de P.syringae, capaz de interaccionar con un amplio rango de huéspedes, o si se trata de un nuevo patovar. (Se entiende por patovar, un grupo de bacterias fitopatógenas, que están diferenciadas a nivel infraespecífico de otros grupos de la misma especie o subespecie. Dicha diferenciación se basa principalmente en el rango de huéspedes). Con objeto de realizar el estudio del patógeno, se emplearon 40 cepas bacterianas aisladas de Allium porrum procedentes de diferentes colecciones, con las que se realizaron numerosos ensayos mediante diferentes métodos: ensayos bioquímicos convencionales, pruebas serológicas, hibridaciones de ADN, ensayos de patogenicidad… De los diferentes resultados obtenidos a partir de las distintas pruebas realizadas se podrían destacar los siguientes:

En relación a las pruebas de patogenicidad se observó como las cepas objeto de estudio resultaron únicamente patogénicas en puerro, no aparecieron síntomas en otras especies de Allium, al igual que tampoco aparecieron en otras plantas como tomate, judia, melocotón, pera, guisante, pepino y lila. Paralelamente, se realizaron inoculaciones en puerro con otras 50 cepas diferentes de P.syringae pertenecientes a 38 patovares distintos. Se observo como 32 de estas cepas indujeron una reacción de hipersensibilidad en Allium, 16 no causaron ningún tipo de sintomatología en el huésped y dos de ellas produjeron en las plantas inoculadas una ligera hiperplasia.

Tras los estudios con ADN realizados con 9 de las 40 cepas bacterianas empleadas, se llegó a la conclusión, de que las cepas bacterianas aisladas de Allium porrum contienen un ADN con porcentajes altos de homología, constituyendo por tanto un grupo de bacterias con ADN homogeneo.

En cuanto a los resultados comparativos obtenidos tras la realización de numerosas pruebas bioquímicas, a las 40 cepas bacterianas objeto de estudio, se puede destacar como en dichas cepas bacterianas, la hidrólisis de gelatina realizada por las bacterias fue débil y lenta, no se produjo hidrólisis ni de la caseina, ni de la esculina, ni del polipectato a pH 5, dichas bacterias, tampoco fueron capaces de utilizar inositol y homoserina como fuente de carbono. Las fuentes de carbono que si fueron capaces de asimilar las bacterias objeto de estudio fueron D-xylosa, sorbitol, y D-alanina

Estos y otros resultados, justificaron la creación de un nuevo patovar al que se le denominó: Pseudomonas syringae pv.porri .

Isabel Rueda Molins


pseudomonas-syringae

Read Full Post »

Older Posts »